La madrugá


Y ahora pasamos a una petición de Chary. Quería algo, le daba igual, de el coro de La madrugá, asi que como llevamos dos tanguillos subidos me he decantado por la presentación.

El coro de la madrugá ha sido todo un segundo premio en 2011 por detrás del coro vencedor que fue el de Nandi, Allegro, molto, vivace.

Cuidado por donde pisas,
sígamos el farolillo,
que ya llegamos los grillos,
grillos de la madrugá.
Ten cuidao, al pisar
y el farol síguelo
entre la oscuridad
grillos de la madrugá.
Ya están aqui los grillos,
los grillos, los grillos,
ya están aqui los grillos,
grillos de la madrugá.
Grillos en la madrugá, grillos en la madrugá.
Grillos en la madrugá, grillos en la madrugá.
Grillos en la madrugá, grillos en la madrugá.
Grillos en la madrugá, grillos en la madrugá.
Vientos de levante
me trajeron en sus brazos
los secretos de tus noches para mi,
el poniente me enseñó otros pasos
y en una aventura por tus calles me perdí.
En la Viña aprendí pasodobles de postín
detrás de un lavaero
quietecito y sin salir,
tres por cuatro escuché,
chirigotas y cuples,
debajo de un tablao
en una peña me colé.
Que será esta afición
que a todo el que vive aqui
lo embruja y lo consigue hacer feliz
y sin saber por qué
nos marchamos de allí
con los nudillos cri, cri, cri, cri.
La aventura que ya
me llevó a la Catedral
las noches en que Cádiz
huele a incienso y azahar,
las orquillas, el compás,
con su lento caminar,
que a golpe de platillo
suena un: «listo los de atrás»,
el flamenco, el Carranza,
en las noches de San Juan,
hay cada noche un ritmo que cantar,
sintiendo a esta ciudad
saltando aqui o allá,
me enamoré de su madrugá,
sintiendo esta ciudad
saltando aqui o allá,
me enamoré de su madrugá.