Chentimientos de mi tierra, comparsa de Cádiz


Una de las grandes injusticias (de las muchas que se hayan podido cometer en el carnaval», fue, en mi opinión, el dejar fuera de la final de 1989 a la chirigota Chentimiento de mi tierra. Que no fue un pelotazo como el año anterior con los combois dapejeta está claro, pero tampoco hay que caer en el error de compararlos con ellos mismos, sino con el resto de participantes, y es ahi en donde yo creo que debieran estar en la final de 1989.

En la chirigota todavía se podía ver a ese Cabra (bastante más joven) que posteriormente se iría a la chirigota del Love. La autoría corría a cargo de Enrique Valdivia y Luis Maria Rodríguez Rondán.

Cuento la historia señores
de un par de mojones
que estando pescando
en el agua yo ví.
Uno era de algún rico,
el otro de un pobre
tenían por nombre Tintín y Nolín.
Tintín, el rico decía:
«mi dueño me ha hecho
muy grande y hermoso
es gente de postin».
«El mio», dijo el del pobre,
«me ha hecho tan chico
porque el pobrejito
sólo es albañil».
El rico decía: «yo estoy hecho de gambas,
de jamón, de caviar y faisán».
Y el del pobre contestaba:
«yo sólo de papas aliñás».
Pena me daban ver aquellos dos mojones
que perdían todo el tiempo en discutir,
parecían un ruso y americano
siempre diciendo: «yo te puedo a ti».
Hasta que el mojón del pobre
dijo al rico:
«deja ya de vacilarme tanto, chico
que los dos somos mierda Tintín».